Diego Reyes entrena con dolor y peligra su participación en Rusia 2018

Copenhague, Dinamarca –

El tiempo se agota para Diego Reyes, quien durante el primer entrenamiento de la Selección Mexicana en Copenhague trabajó por separado tal y como lo ha hecho durante las últimas cuatro semanas. Por ello, su participación en el Mundial de Rusia 2018 es cada vez es más dudosa, ya que no logra recuperarse del desgarro de 10 centímetros que tiene en el muslo derecho.

El todavía zaguero del Porto tocó el balón por un rato antes de comenzar el entrenamiento en las instalaciones del Brondby. Peloteó por espacio de 10 minutos con Raúl Jiménez, pero lo hizo sin zapatos de futbol y con unos tenis para no afectar su lesión.

Cuando el equipo trabajó con el preparador físico Jorge Ríos para hacer los ejercicios de estiramiento, el Flaco, como es conocido entre sus compañeros del Tri, lo hizo también pero con muchos gestos de dolor, en especial cuando utilizó el rodillo sobre la zona afectada. Incluso hubo un momento en el que se tocó la parte posterior del muslo donde se encuentra la lesión.

Después de un calentamiento por más de 15 minutos, Juan Carlos Osorio llamó a los jugadores para trabajar en otra cancha y fue entonces cuando Reyes, con un rostro desencajado y de poca esperanza, se fue hacia una portería para continuar su rehabilitación bajo la observación del kinesiólogo Carlos Pecanha.

Esta semana es clave para el futuro de Diego, que en caso de no estar al cien por ciento dejará su lugar en la lista de 23 a Erick Gutiérrez, quien está en Dinamarca con estatus de reserva a espera de lo que suceda con el jugador del Porto.

Por otra parte, Andrés Guardado, quien era el otro elemento que tardó en recuperarse por la operación a la que fue sometido en el nervio ciático del peroné derecho, ya trabajó al parejo de todo el plantel y se espera que tenga algunos minutos contra Dinamarca el próximo sábado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*